Visitantes cósmicos de buena voluntad,sean bienvenidos a este lugarcito que albergará poemas, pinturas y toditas cosas que habitan mi alma...


miércoles, 24 de agosto de 2011

Historia y Poesía I: "Las Termópilas", por Constantino Kavafis


¡Honor a aquellos que toda su vida
se imponen la tarea
de defender las Termópilas!
Jamás se apartan del deber,
equitativos y justos en toda cosa,
mas también indulgentes y compasivos,
generosos cuando ricos,
cuando pobres generosos también
en la medida de sus posibilidades,
socorren a los demás tanto como pueden;
verídicos, pero sin odio a los que mienten.


Y más que nunca dignos de alabanza
si se dan cuenta (y algunos a veces lo saben)
que Efialto aparecerá
y que los Medos serán destrozados.


(tomado del libro "Constatino Kavafis: Esperando a los Bárbaros y otros poemas", Selección y prólogo de Martín Prieto; Traducción de Juan Carvajal-Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1988)



"Tanto los escritores antiguos como los modernos han utilizado la batalla de las Termópilas como un ejemplo del poder que puede ejercer sobre un ejército el patriotismo y la defensa de su propio terreno por parte de un pequeño grupo de combatientes. Asimismo, el comportamiento de los defensores se ha utilizado como ejemplo de las ventajas del entrenamiento, el equipamiento y el uso del terreno como multiplicadores de la fuerza de un ejército, y se ha convertido en un símbolo de la valentía frente a la adversidad insuperable", nos explica Wikipedia en sus generosas páginas...


Conocí a Kavafis y me acerqué a su obra a través de las infaltables y nunca vanas "citas" de mi amigo Darío Quintana, gran artista y amigo, que puede aún sobrellevar su esclerosis múltiple gracias a dos bastones bien afirmados: su bendito sentido del humor, y su cultura, -esa amiga entrañable que sigue siendo su compañera de todos los momentos, esa cultura que es sabor y sabiduría-, merced a los cuales va capeando el temporal con la entereza y la alegría tan firmes como envidiables.
Así es como me quedó muy claro el sentido del texto del entrañable Kavafis, aún sin recordar la lección... Excusa del poeta para hacer de la actitud frente a lo adverso una metáfora singular, una lección acaso más de Ética que de Historia.Porque (-y algunos lo saben-) Efialto, -tenga la cara que tenga-, aparecerá... y sin embargo... ¡Honor a aquellos que defienden sus termópilas, siempre!, pero... El Honor con mayúsculas no es para el que las defiende de cualquier modo: encuentre usted mismo las instrucciones en el poema.

(Para una mayor comprensión del poeta, su obra y su tiempo : http://www.kalathos.com/ago2000/letras/kavafis.html)


Sobre la batalla de las Termópilas:



La Batalla de las Termópilas fue una batalla de la Segunda Guerra Médica en la que se enfrentaron una alianza de poleis griegas lideradas por Esparta y el Imperio persa de Jerjes I.

Se desarrolló durante tres días en el paso de las Termópilas (cuyo nombre se traduce por Puertas Calientes - de θερμός,-ή,-όν caliente y Πύλη,ης puerta; derivaba de los manantiales cálidos que existían allí), en agosto o septiembre de 480 a. C. (en las mismas fechas en que tenía lugar la batalla de Artemisio).

La invasión persa fue una respuesta tardía a la derrota sufrida en la Primera Guerra Médica, que había finalizado con la victoria de Atenas en la batalla de Maratón. Jerjes reunió un ejército y una armada inmensas para conquistar la totalidad de Grecia y, como respuesta a la inminente invasión, el general ateniense Temístocles propuso que los aliados griegos bloquearan el avance del ejército persa en el paso de las Termópilas, a la vez que bloqueaban el avance de la armada persa en los estrechos de Artemisio.

Un ejército aliado formado por unos 7.000 hombres aproximadamente marchó al norte para bloquear el paso en el verano de 480 a. C. El ejército persa, que conforme a las estimaciones modernas estaría compuesto por unos 300.000 hombres, llegó al paso a finales de agosto o a comienzos de septiembre. Enormemente superados en número, los griegos detuvieron el avance persa durante siete días en total (incluyendo tres de batalla), antes de que la retaguardia fuera aniquilada. Durante dos días completos de batalla, una pequeña fuerza comandada por el rey Leónidas I de Esparta bloqueó el único camino que el inmenso ejército persa podía utilizar para acceder a Grecia. Tras el segundo día de batalla, un residente local llamado Efialtes traicionó a los griegos mostrando a los invasores un pequeño camino que podían utilizar para acceder a la retaguardia de las líneas griegas. Sabiendo que sus líneas iban a ser sobrepasadas, Leónidas despidió a la mayoría del ejército griego, permaneciendo para proteger su retirada junto con 300 espartanos, 700 tespios, 400 tebanos y posiblemente algunos cientos de soldados más, la mayoría de los cuales murieron en la batalla.

Tras el enfrentamiento, la armada aliada en Artemisio recibió las noticias de la derrota en las Termópilas. Dado que su estrategia requería mantener tanto las Termópilas como Artemisio, y ante la pérdida del paso, la armada aliada decidió retirarse a Salamina. Los persas atravesaron Beocia y capturaron la ciudad de Atenas, que previamente había sido evacuada. Sin embargo, buscando una victoria decisiva sobre la flota persa, la flota aliada atacó y derrotó a los invasores en la batalla de Salamina a finales de año. Temiendo quedar atrapado en Europa, Jerjes se retiró con la mayor parte de su ejército a Asia, dejando al general Mardonio al mando del ejército restante para completar la conquista de Grecia. Al año siguiente, sin embargo, los aliados consiguieron la victoria decisiva en la batalla de Platea, que puso fin a la invasión persa.

(tomado de Wikipedia)


Quien es quien en las Termópilas (o breve guía para entender "los 300") (http://www.historiaclasica.com/2007/03/quien-es-quien-en-las-termpilas-o-breve.html)


Está a punto de estrenarse una nueva superproducción de Hollywood sobre temática clásica: Los 300, basada en un cómic que narra, en clave bastante hiperbólica, la batalla de las Termópilas. Pues bien, como no se trata de perderse detalle, aquí va un breve listado de quién es quién:

1. Jerjes (520- 465 aC), el "malo": Tras su padre Darío, este rey persa intentó con sus 2 millones de hombres (probablemente a Heródoto se le va un poco el cálculo, pero claro, siendo griego había que destacar aún más los tintes épicos de la victoria), tomar Grecia y sus polis en una invasión que pondría a prueba la resistencia y el valor de los helenos.

2. Efialtes, el "traidor": Mostró a los persas el sendero que les permitió rodear a los 300 temibles espartanos y aniquilarlos.

3. Leonidas, el "héroe": Era uno de los 2 reyes de Esparta en el momento de la invasión de Jerjes, y como tal, asumió el mando del limitado contingente militar que debía pararles los pies en el paso de las Termópilas. Dice la historia que un oráculo le anunció que, o bien un rey espartano moría, o bien su pais sería arrasado, con lo que su destino estaba echado.

4. Los Inmortales: Era la élite del ejército de Jerjes. Formada por 10.000 escogidísimos soldados de oriegen persa, medo y elamita, su nombre se demostró erróneo, ya que murieron unos cuantos bajo las sandalias espartanas.

5. Los 300: Pequeño contingente de hoplitas espartanos que durante unos valisíosimos días contuvieron la invasión de los persas en el famoso paso de las Termópilas. Sólo sobrevivieron 2... uno murió por las múltiples heridas, y el otro, enviado como mensajero a su ciudad para informar de la caida del paso, acabó suicidándose por la deshonra por no haber podido morir luchando junto a sus compañeros de armas.

6. Dienekes, el "luchador": Soldado espartano ejemplar, hundió su lanza en más persas que ninguno, paró más ataques con el escudo que nadie y golpeó con la espada hasta que esta cayó al suelo desde su brazo inerte. Tanto era su valor que, cuando le dijeron que el ejército persa tenía tantos arqueros que sus flechas taparían la luz del Sol, él respondió: "Mejor, así lucharemos a la sombra"


1 comentario:

  1. Las Termopilas son el altar de los inmortales son un portal a otra epoca en donde lo sublime se palpa y se siente porlos siglos de los siglos , 300 angeles guerreros,ofrendando sus vidas a los dioses por se ellos los inmortales de la historia

    ResponderEliminar